MERCURIO ANTONIO LÓPEZ PACHECO @RAEINFORMA ESPECIAL, @FRASESDEGANDHI_, LETRA Q

GANDHIESPEAL

FRASES DE GANDHI

ESPECIAL REAL ACADEMIA DE LA LENGUA

Q MAYÚSCULA

.:.

1,

        Considerado en su época uno de los hombres más ilustrados de España, fue un firme defensor de la subida al trono de la dinastía Borbón. Ocupó diversos y relevantes cargos políticos, como el de Mayordomo Mayor de Felipe V y Luis I y el de virrey de Nápoles, Sicilia, Aragón, Cataluña y Navarra. Además, fue caballero de la Orden del Toisón de Oro y el primer director de la Real Academia hasta su muerte, acaecida en 1725.

Juan Manuel Fernández Pacheco y la Real Academia Española

       Al principio fue el honor. Al marqués de Villena, y sus siete amigos de tertulia, les escocía que la decadencia política contaminase el reino de las palabras.

       Consiguió transmitir a sus hijos las ansias de conocimiento por las que él destacó a lo largo de su vida, como lo demuestra el que el mayor, Mercurio Antonio, fuera también académico fundador de la Real Academia Española y presidente de la misma a la muerte de su padre. A Mercurio Antonio López Pacheco y Portugal le sucedieron de manera consecutiva en la dirección de la Academia sus dos hijos, haciendo así que los cuatro primeros presidentes de la institución pertenecieran a la misma familia.

       Invariablemente en cada sesión que celebraban en el palacio de la madrileña plaza de las Descalzas acababan asomados al vacío: España carecía de un diccionario digno de su lengua. Lo tenían Francia, Italia, Inglaterra y Portugal. Pero el país que había esparcido su idioma por todo un continente en los siglos anteriores no tenía un inventario que ayudase a distinguir el grano de la paja, una obra que fijase el retrato-robot de una lengua que venía de días de gloria (el XVII) y que corría el riesgo de despeñarse hacia la insulsez o el deterioro si nadie la documentaba.

2,

       Lo inusual es que llevaron su idea a la práctica. Y el 3 de agosto de 1713, en su tertulia del palacio de Villena, los ocho amigos, reforzados con tres integrantes nuevos, levantaron un acta pragmática —en ella establecen las tareas que han de acometer y cómo han de hacerlo para redactar el Diccionario de autoridades— que se considera el acta fundacional de la Real Academia Española. Hoy se cumplen 300 años de aquella sesión quijotesca. ¿O no rozaba lo imposible el afán de aquellos 11 ilustrados sin especial formación lingüística?

       Lo hicieron. Una proeza en tan solo 26 años, en palabras de Fernando Lázaro Carreter, que dedicó su discurso de ingreso en la RAE en 1972 a la aventura iniciada por Villena y compañía. “Este ‘tan solo’ alude al hecho de que la Academia Francesa tardó 65 en desempeñar una tarea de alcance mucho más limitado. Seis copiosos volúmenes, con un total de más de 4.000 páginas, en cuarto mayor, fueron el resultado de esa acción, una de las más esforzadas de que pueda ufanarse la cultura española”, elogió el filólogo que permaneció al frente de la RAE seis años.

       Lo que no se remonta a los orígenes son los discursos de ingreso. “Comienzan en el XIX, cuando se hace casi una refundación con el afán de acercarla a la sociedad. Hasta entonces los nuevos se incorporaban en una sesión normal. A partir de 1847 se le quiere dar mayor solemnidad y se organizan con un discurso público y uno de contestación”, señala Pedro Álvarez de Miranda, que dedicó el suyo en junio de 2011 a glosar los de otros.

3,

       Mercurio Antonio López Pacheco [Escalona (Toledo), 1679-Madrid, 1738], hijo del fundador de la corporación, Juan Manuel Fernández Pacheco, y heredero de todos sus títulos, fue el segundo director de la Academia y ocupó el cargo desde el 29 de junio de 1725 hasta su muerte, el 7 de junio de 1738.

       Mercurio Antonio López Pacheco ―duque de Escalona, grande de España de primera clase y caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro― fue embajador en la corte de París y Turín, virrey y capitán general del reino de Aragón y mayordomo mayor del rey Felipe V.

       Bajo su dirección, las reuniones de la corporación continuaron celebrándose en el palacio de los Villena, ubicado en un solar de la madrileña plaza de las Descalzas Reales.

       Durante el mandato de Mercurio Antonio López Pacheco se publicaron cinco de los seis volúmenes del Diccionario de la lengua castellana (1726-1739), conocido como Diccionario de autoridades, proyecto iniciado por su padre.

4,

       Hijo del fundador, Juan Manuel Fernández Pacheco, y heredero de todos sus títulos, fue el segundo director de la Academia —a la que pertenecía como miembro de número desde el 15 de abril de 1714— y ocupó el cargo desde el 29 de junio de 1725 hasta su muerte, el 7 de junio de 1738.

      Según señala Francisco M. Carriscondo Esquivel en el Diccionario biográfico español (2011), Mercurio era «un gran conocedor de las lenguas clásicas y modernas, las letras y las ciencias».

       Mercurio Antonio López Pacheco ―noveno marqués de Villena, duque de Escalona, grande de España y caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro― fue embajador en la Corte de París y Turín, virrey y capitán general del reino de Aragón y mayordomo mayor del rey Felipe V.

      Bajo su dirección, las reuniones de la corporación continuaron celebrándose en el palacio de los Villena, ubicado en un solar de la madrileña plaza de las Descalzas Reales ocupado actualmente por la Fundación Caja Madrid. Durante su mandato se publicaron cinco de los seis volúmenes del Diccionario de la lengua castellana, conocido como Diccionario de autoridades (1726-1739), proyecto iniciado por su padre. Con tal motivo «entregó varios memoriales a Felipe V para informarle de la marcha de la obra y formó parte de la comisión académica creada para entregar personalmente al Monarca los tomos que fueron apareciendo, hasta el quinto. Su quehacer en la obra fue, según Antonio Ferrer del Río, la redacción de los artículos correspondientes a las voces de la caza, la cetrería y la pesca, y según Emilio Cotarelo y Mori, el léxico de la equitación», escribe Carriscondo Esquivel en el Diccionario biográfico español».

      Otras misiones que tuvo asignadas —«el encargo de la redacción de la combinación be»— no pudo cumplirlas, añade Carriscondo, «debido a sus múltiples obligaciones». Víctor García de la Concha recuerda en La Real Academia. Vida e historia (2014) que Mercurio Antonio «tardó tres años en comenzar la tarea que se le había encomendado y terminó solicitando que le dispensaran, originando un retraso de diez años en la redacción de Ba».

       Mercurio López Pacheco logró ciertas retribuciones destinadas a los académicos, «para que los […] que trabajan y han trabajado tan gloriosamente y con tanta fatiga en la formación del Diccionario de la lengua española tengan alguna especie de premio y con cortesana emulación se animen a dar la última perfección a esta obra», según se recoge en el acta del 12 de agosto de 1728.

       En consonancia con este acuerdo, «Mercurio López Pacheco, que, aunque a diferencia de su padre no solía asistir a los plenos, era eficaz en la gestión, decidió extender a todos los académicos el reparto de los gajes económicos concedidos por el rey a la corporación. Regiría el reparto un doble criterio: la antigüedad y el cumplimiento de los deberes académicos», afirma García de la Concha en la citada obra.

       A Mercurio le sucedió en la dirección de la RAE su hijo Andrés-Luis Fernández Pacheco.

ORÍGENES DEL APELLIDO, PACHECO 

       Esta familia proviene del antiguo General ibérico, Vivio Pacieco, que compadecido de Marco Craso, cuando huía de la persecución de Mario, le escondió en una cueva en el 660 de la fundación de Roma, 9 décadas y 24 meses antes del nacimiento de Cristo, de éste fue descenddiente Lucio Viminio Pacieco, que en la guerra civil ayudó a Julio César contra Gneo Pompeyo y le asistió en la toma de Ulla junto a Córdoba, de estos descendió Don Fernan Geremias, que vivió en Portugal, donde fue heredado por ser de los primeros que pasaron a aquel Reino cuando fue a dominarle el Conde Don Enrique de Borgonha, fue casado con donha Mayor Benegas, hija de Don Suero benegas, y tuvieron por hijo a Pelayo Fernández, padre de Pedro Paez, Senhor de Ferreira, que casó con donha teresa Ramírez, hija de Don Ramiro Pérez de Silva y de donha Oroana Núnhez, nieta de Don Pelayo Gutiérrez de Silva, sehr de esta casa y de su tercera mujer donha Usenda Hermigue Alboazar, y fueron padres de Rui Pérez, Senhor de Ferreira, esposa de donha Teresa de Cambra, hija de Pedro Fernández de Cambra y de donha María Ouriguez, y procrearon a Fernan Ruíz Pacheco, el primro en quien se halla claramente este apellido, senhor de Ferreira Alcalde mayor de Celorico, el que casó con donha Constanza de Riba de Visela, hija de Alonso Yánhez de Riba de Visela, Senhor de Cambra, y de donha Urraca Pérez Ribeiro, y de su unión nació Juan Fernández Pacheco, Senhor de Ferreira, que contrajo matrimonio con donha Estevanía de Paiva, hija de Lope Ruizz de Paiva, y de donha Terea Gira, y de ellos fue hijo Lope Fernández Pacheco, Senhro de Ferreira, Merino mayor de Portugal, Rico hombre de aquel reino, Embajador al papa, y muy valido de los Reyes Don Alonso IV y Don Pedro I, de quien fue Mayordomo mayor, casó en primeras nupcias con donha María Tvera, hija de Gómez Lorenzo Tavera y de su mujer donha catalina Yánhez, y de esta unión tuvo a Diego López Pacheco, Rico hombre de Portugal, Senhor de Ferreira y Penela, Celorico y otros lugares, Notario mayor de Castilla, el que casó con donha Juana Pereira, hija de Don Basco Pereira, Senhor de Cabeceira de Basto y de su mujer donha In´s Lorenzo de Acunha, de quien su matrimonio tuvo diferentes hijos, y el primogénito fue Juan Fernández Pacheco, Senhro de Ferreira, Penela y otros lugares, Guarda mayor del Rey Don Juan I, Alcaide mayor de Santaren, y en castilla, primer Senhor de Belmonte, casó con donha Inés de Meneses, hija de Don Gonzalo de Meneses, Conde de Neira y faria, del que su unión fue hija y heredera donha María Pacheco, casada con Don alnso Téllez Girón, de quien tuvo por hijos a don Juan Pacheco y a Don Pedro Girón, así, Don Juan Pacheco, hijo primogénito, tomó el apellido materno y fue primer Marqués de Villena, Conde de Jiquena, Duque de Escalona, Maestre d Santiago, y gozó el mayor valimiento con el Rey Don Enrique IV, casó con donha María Portocarrero, hija de Don Pedro Portocarrero, Senhor de Moguer, y de donha Beatrizz Enriquez, que fue hija del Almirante Don Alonso Enriquez, y de esta unión fueron hijos Don Diego, que sigue la línea, Don Pedro Portocarrero, a quien llamaron el Sordo, Senhor de Moguer y Villanueva del Fresno, Alcalde mayor de Sevilla, Comendador de Segura y 13 de la órden de Santiago, que casó donha Juana de Cárdenas, Senhora de la Puebla de Villacelumbre, Jergal y Bacares, de quien descienden los Marqueses de Villanueva del Fresno y alcalá, así, los Condes de la Puebla del Maestre y del Montijo, y otra mucha nobleza, pues entre otros hijos lo fue uno, Don Alonso pacheco, de la órden de Cristo, primero Senhor de las Sirgadas, que casó en segundas nupcias con donha Beatriz Noronha y fueron padres de Don Pedro Portocarrero, de la órden de Santiago, Senhor de las Sirgadas, Alcaide y Capitán generaal de la Goleta, marido de donha Juan Pacheco, hija de Don garci López Pacheco, Senhor de Alcalá y Chucema y de donha Ana Cervaton, Baronesa de Antella, Dama de honor de la Reina donha Germana de Fox, y de este matrimonio fue hijo Dn alonso Pacheco, tercer Senhor de las Sirgadas, que casó en segundas nupcias con donha Mariana Céspedes, en la que hubo a Don Luis Pacheco, quinto senhor de las Sirgadas, esposo de donha Magdalena de Mendoza, padres de Don Alonso Pacheco, Capitán de caballos, sesto Senhor de las Sirgadas, Regidor de Jerez de los Caballeros, que casó con donha Isabel Fernández de Ocampo, de la que su unión fue hijo Don Luis Pacheco de la orden de Santiago, primer Marqués de la Torre de las Sirgadas, esposo de donha Teresa de Vega, con quien fue padre, primero, de don Alonso Pacheco, segundo Marqués de la Torre de las Sirgadas, que casó con donha Isabel de Vega, senhora del Carvajo y del Alferazgo mayor de Jerez, pdres de don Luis Pacheco, tercer Marqués de la Torre de las Sirgadas, alferez mayor de Jerez de los Caballeros, senhor del Carvajo y de las aduanas dde Badajoz, marido de donha María de la cabeza de Córdoba, en quien tuvo a donha Isabel María Pacheco, Marquesa de la Torre de las Sirgadas, Condesa de la Puebla del Maestre, casado con su primo hermano Don Francisco de Paula de Córdoba, cuarto marqués del Vado del Maestre, en el que su casa se expresará su sucesión, así, a donha Inés María Pacheco, a donha antonia, que no dejó sucesión de Don Pedro Mesia de Canhas, Conde de los Corvos, y Alferez mayor de Mérida, y a donha Mariana, que tampoco la tiene de Don Ignacio José Fernández de Santillan, Marqués de la Motilla, Conde de Casa Alegre, segundo, de Don Juan pacheco, de la órden de Santiago, Mariscal de Cammpo de ls Reales ejércitos, que no tuvo sucesión, y de donha Isabel Pacheco, que casó con Don Miguel ausano Carvajal, Senhor de la villa de Cardela, casa que continuará esta sucesión, y Don Alonso Téllez Girón, Senhor de la Puebla de Montalban, El Don Diego López Pacheco, hijo primogénito, fue segundo Marqués de Villena, Duque de Escalona, y Senhor de otros muchos estados, Pretenso Maestre de Santiago y Capitán general en la guerra de Granada, casó dos veces, la primera con donha María de Luna, según otros donha Juana, Condesa de San Esteban y nieto del Contestable Don Álvaro de Luna, y aunque de este matrimonio nació Don Juan Pacheco de Luna, al haber muerto sin sucesión,q uedó el condado de San Esteban agregadó a la casa de Villena, y el Marqués Don Diego casó segunda vez con donha Juana Enriquez, hija de don Alonso Enriquez, tercer Almirante de Castilla, y su mujer donha María de Velasco, y esta segunda unión produjo a Don Diego López Pacheco, tercer Duque de Escalona, Conde de San Esteban, Marqués de Villena, el que casó con donha Luisa de Cabera y Bobadilla, Marquesa propietaria de Moya, hija de Don Juan Pérez de Cabrera y Bobadilla, segundo Marqués de Moya y de su mujer donha Ana de Mendoza, y de esta unión fue hijo y sucesor Don Francisco López Pacheco Cabrera y Bobadilla, cuarto Duque de Escalona, Conde de Jiquena y de San Esteban de Gormaz, marqués de Moya y de Villena, el que celebró matrimonio de donha Juana Lucas de Toledo, hija de Don fernando Alvarez de Toledo, cuarto Conde de Oropesa, y de su mujer donha Beatriz de Monroy y Ayala, de la que su única únión procreó a Don Francisco de Cabrera, que heredó el Marquesado de Mora, que poseyeron sus descendientes, hasta que por otro matrimonio volvió a incorporarse en la casa de Escalona, y a don Juan Fernández pacheco, quinto Duque de Escalona, que se tituló Marqués de Villena y Senhor de los demás estados de esta casa, Caballero del Toison, Embajador en Roma y virrey en Sicilia, contrajo matrimonio con donha Serafina de Berganza, a quien otros llaman donha Estefanía, hija de Don juan, sesto Duque de Berganza y de la Duquesa donha Catalina, de la que su unión fueron hijos don Felipe Juan Baltasar Pacheco, sesto Duque Escalona y Senhor de los demás estados, que aunque estuvo capitulado con donha Catalina de Núnhiga, hija de Don Dieho de Zúnhiga y donha Francisca Sandoval, Duques de Penharanda, falleció antes de tener sucesión, y de Don Diego López Pacheco y Portugal, que sucedió a su hermano, sétimo Duque de Escalona, Marqués de Villena y Senhor de los demás estados, el que casó con su prima hermana donha Luisa Bernarda de Cabrera y Bobadilla, hija de Don Francisco, antes nombrado, y de donha Mencia de cabrera, al unirse a esta casa segunda vez el estado de Moya, y de esta unión nació Don Juan Manuel Lope Pacheco, octavo Duque de Escalona, Marqués de Villena y senhor de los demás estados de esta casa, Caballero del Toison, virey y Capitán general del reino de Napolés y mayordmo mayor de Don Felipe V, casó en donha Josefa de Benavides Manrique y Silva, hija de don Diego, Conde de santisteban del Puerto, y de donha Ana de Silva Manrique, del que su unión fueron hijos Don Mercurio y Don Marciano, así, Don Mercuri antonio Lópe Pacheco fue noveno Duque de Escalona, Marqués de Villena y Senhor de los demás estdos, graande del país de Castilla de primera clase como sus anteesores, Capitán de Guardias de Corps, Caballero del Toison y mayordomo mayor de la Magestad de Don Carlos III, casó de segundo matrimonio con donha María de Moscoso y Benavides, Condes de altamira, y de esta unión procreó a Don Juan Pacheco, Coronel del regimiento de la Reina, a donha Josefa López pacheco, Duquea de Medina Sidonia, y a Don andrés López Pacheco, que suedió a su padre, décidmo Duque de Escalona, Marqués de Villena, que antes ya poseía los estados de Aguilar y Castanheda, gentil hombre de Cámara de S M y celebró su primer matrimonio con donha Ana Nicolasa de Toledo y Portugal, Condesa propietaria de Oropesa, hija de Don Vicente de Toledo y Portugal, y de donha María de la Encarnación Fernández de Córdova, Condesa de Oropesa, y segunda vez con donha María Isabel Pacheco y Girón, hija de los Duques de Uceda, y, de la primera unión tuvo por hija única a donha Mariana Pacheco Toledo y Portugal, Condesa propietaria de Oropesa e inmediata sucesora a los estados de su padre, la que casó en primeras nupcias con su tío Don Juan Pacheco, y en segundas con Don Felipe Neri de Silva y Mendoza, hijo de la Duquesa del Infantado, sin sucesión.

       Don Juan Manuel Pacheco, marqués de Villena, y su esposa donha Josefa Benavides, antes citados, tuvieron por su hijo segundo a Don Mariano López Pacheco, a quien algunos llaman Don Máximo, el que heredó de su casa el marquesado de Moya, y casó con donha María Francisca de la Cueva y benavides, marquesa propietaria de Vezmar, hija de Don Isidro de la Cueva y benavides y de donha Manuela de Acunha, y gozaron de grandeza del país de Castilla, y fue Capitán de una de las empresas de Guardias de Corps, al ser sus hijos donha María teresa, donha María Francisca y Don Felipe López pacheco de la Cueva y benavides, que como primogénito sucedió a las casas y estados de sus padres en 1759, y casó con donha María Luisa Centurión, hermana del Marqués de Estepa, padre de donha maría Luisa López Pacheco y Centurión.

       El primer marqués de Villena Don Juan Pacheco tuvo por hijo segundo a Don Pedro Portocarrero que tomó el apellido de su madre donha María, y heredó de esta Senhora los estados de Moguer, el que casó con donha Juana de Cárdenas, hija de Don Alonso de Cárdenas y de su mujer donha Leonor de Luna, de quienes hay dilatada sucesión.

      De Don Lope Hernández Pacheco, hermano de don Juan fernández Pacheco, Senhor de Belmonte, desciende la casa de lso Maqueses de Cerralbo, que tiene su asiento en Ciudad Rdrigo, no lejos de Salamanca, de ella fueron descendientes Pedro y Esteban Pacheco, hijos de alonso Pacheco, Senhor de Parapulgar, naturales de Ciudad Rodrigo, así, estos dos hermanos, como deudos de Don Juan pacheco, Maestre de Santiago le siguieron siempre, principalmente cuando fue al reino de Murcia a tomar posesión del Marquesado de Villana, y tomada quedaron en las alcaidías de Villena y ELche, y por gobernadores del nuevo estado, murió Pedro y pasó a maría Esteban Pacheco, que fue el primero que entró en ella, y la causa fue el haber casado con donha Inés de Perea, natural de Murcía, hija de Diego Perea y de donha Catalina González de Arroniz en mayo 13, 1472, y tuvieron por hijos a alonso Pacheco y a donha María Pacheco, que casó con Don alonso de Entenza, antecesor de Don alonso de Entenza fajardo, Capitán general de las Filipinas, y, el Alonso pacheco sirvió a los reyes Católicos en las guerras de la frontera contra los moros de ranada, por los que sus servicios la Reina donha Juana le hizo merced de un oficio de Regidor de aquella ciudad pr cédula dada en Burgos a julio 6 de 1508, también sirvió al Emperador Don Carlos V en el tiempo de las Comunidades, y principalmente en la batalla de Orihuela contra la Germania, por lo que le dio el corregimiento de Plascencia donde murió en 1535, fue casado con donha Isabel de Onteniente, hija de Pedro Penhalva y de donha Juana de Ontenente, heredó el Mayorazgo que posee esta casa, fundado por Don Francisco de Onteniente, Pronotario Apostólico a Arcediano de Lorca, digndad de la Santa Iglesia de Cartagena y electo Obispo de la Cuenca, y juntamente con este mayorazgo el entierro y capilla en la Iglesia Mayor, con patronazgo, tuvo este matrimonio por hijo único heredero a Esteban Pacheco, que sirvió al Emperador y fue gobernador y Capitán a guerra en la Corunha, el que fue armado caballero del hábito de Santiago en santa Clara la Real de Murcia por Don Diego Dávalos, Caballero de la órden y Fray Miguel Martín de Pareja así, muerto el Emperador, en las primeras Cortes que tuvo el rey Don Felipe II fue procurador del reino de Murcia en ellas, y acabadas salió por Corregidor y capitán a guerra de Cádiz, casó con donha Juana Jufré de Loayza, y tuvieron por hijos a Don Alonso, a Dn Luis y donha Isabel Pacheco, esta casó con Don Francisco de Valibrera Pagan, padre de Don Esteban de Valibrera, de quien hay sucesión, Don Alonso murió joven sin casar, por o que le hredó su hermano don Luis Pacheco, que siguió a su padre en los corregimientos de la Corunha y Cádiz, y fue Captán y Cabo de 800 hombres de guerra de Murcia, que estaba como de presidio en Cadiz, casó con donha Mariana de Zúnhiga de Mendoza, hija mayor de Don Francisco de Zúnhiga, Caballero del hábito de Santiago, y de donha María de Mendoza maurique, vecinos de Guadalajara, y se concertó este casamiento al ser sus padres corregidores, el pacheco de Cádiz y el de Don Francisco de Jerez, proceraron de su matrimonio a Don Esteban Pacheco, mayorazgo de esta casa, a Don Juan Pacheco y a Fray Bartolomé Pacheco, religioso descalzo de San Francico, a donha María, a Donha isabel y a donha catalina Pacheco, el Don Esteban, Mayorazgo y regior de Murcia, casó con donha Inés Jufre, hja de Don Pedro Martín Jufré y donha María de Perea, y tuvieron entre otros hijos a Don Alonso Luis Pacheco, de quienes sigue la sucesión.

      Donha Catalina Pacheco, hija de Don Juan, marqués de Villena y Duque de Escalona, y de donha María Portocarrero, casó con Don Alonso Fernández de Córdoba y Aguilar, del Consejo de los reyes Católicos, Alcaide de Alcalá la Real, Antequera y Montefrio, Alcalde y Alguacl Mayor de Córdoba, Alcaide de sus Alcázares y de Calahorra, Virrey de Andalucía y Rico hombre de Castilla, que falleció en 1501, y fue su hijo y sucesor don Francisco Pacheco de Córdoba, Senhor de Almunhar, Lucar y otras villas, quien de su segunda mujer donha María de Córdoba, hermana del cuarto Conde de Cabra y Duque de Sesa y Terranova, tuvo por hijo a Don Diego.

.:.

LETRA ANTERIOR, P 

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s