CUAUHTÉMOC @CUAUHTEMOCB10, EL ÍDOLO

CUAUHMIX

EN OTRO LUGAR, LABUINCHU HATI.
.:

   CUAUHTÉMOC, EL ÍDOLO

:.

       Julio César de Léon, popularment conocido como Rambo, de Honduras, anotó un gol de tiro libre contra México en el Estadio Azteca al minuto 35, la fecha, agosto 20, 2008, marcaba la era del sueco Sven Goran Eriksson como entrenador de la selección mexicana y de igual manera el anuncio de un barco a la deriva, en una de las zonas menos competitivas que integran a la Federación Internacional de Futbol Asociación, FIFA, nos referimos a la Confederación de Futbol de Norte, Centroamérica y el Caribe, la Concacaf.

      Algo pasaba con el nuevo entrenador de México, sus alineaciones no funcionaban y los directivos mexicanos nuevamente serían los primeros en caer al mar si la selección fracasaba en su camino al mundial de Sudáfrica; el gol de Rambo había puesto en serios aprietos a la escuadra de Sven Goran Eriksson y evidenciaba un nulo funcionamiento, lo peor, era el Estadio Azteca.

       Las cosas cambiarían drásticamente en el segundo tiempo, al minuto 70 ingresó de cambio Cuauhtémoc Blanco en sustitución por Fernando Arce, de inmediato el parado de México mejoró notablemente y tan solo 3 minutos después los mexicanos obtuvieron el empate por conducto de Pavel Pardo, posteriormente, un minuto después del empate le comenten falta a Blanco afuera del área, cobra el mismo Pardo y marca el gol de la victoria.

       Lo que en táctica no pudo hacer Sven Goran Eriksson, lo logró de forma increíble Cuauhtémoc al ingresar a la cancha; más tarde correrían al sueco por el pésimo paso en la eliminatoria en Concafaf y llamarían a Javier Aguirre, sin embargo, un cosa quedó clara, Cuauhtémoc Blanco tendría un lugar inamovible como jugador y como protagonista en el pase de México al Mundial de Futbol Sudáfrica 2010, el primero en jugarse en el continente negro.

       Sin lugar a dudas, tal vez de manera similar a como sucedería en la siguiente justa mundialista, Sudáfrica no fue para nada un buen momento para la selección mexicana, ya en el Mundial México tendría una errónea primera ronda donde solo derrotó a una Francia que había armado un boicot a su entrenador y empató en el partido inaugural contra los anfitriones sudafricanos, para luego caer contra Uruguay por lo que enfrentarían a Argentina quien los eliminó 3 goles a 1.

       Javier Aguirre fue acusado de volverse loco y además de no llevar a Pavel Pardo y sí convocar a Guillermo Franco y Adolfo Bautista el Bofo, además de dejar en la banca a Guillermo Ochoa; curiosamente, uno de los 4 goles que México anotó en el Mundial, fue anotado por Blanco.

       Lo que tanto trabajo costó, lograr clasificar a México, Javier Aguirre se encargó de destruirlo en pleno campeonato del mundo; de aquellos gritos en el Estadio Azteca que coreaban, Cuauhtémoc, Cuauhtémoc, solo quedó un triste final que le valió el repudio a Javier Aguirre de su propio cuerpo técnico; en ese partido contra Honduras se escribió en letras de oro lo que vale la figura del mejor futbolista mexicano después del inamovible Hugo Sánchez.

       Cuauhtémoc apareció en los momentos necesarios, no solo eso, se volvió ídolo al nacer del Club América, el equipo con más rivalidad en el futbol mexicano, asimismo, le devolvió la gloria a las águilas, pues los noventa fue una época de sequía americanista y no fue sino hasta la era de Blanco que el América consiguió sus únicos dos títulos de la década del 2000 al 2010.

       La diferencia entre Luis Roberto Alves Zague, el otro gran futbolista mexicano posterior a Hugo Sánchez, y Cuauhtémoc es que Blanco sí ganó un título internacional y participó en más mundiales, además, justo ese campeonato en la Copa Confederaciones en 1999 lo obtuvo gracias a una estupenda jugada indivdual que marcó el 4 a 3 definitivo y contra el más grande del planeta, Brasil, momento en que se instauró el festejo de panzazo, organizado por el legendario Jorge Campos, figura que jugó con Hugo Sánchez, con Zague y con Blanco.

       Convertido en ídolo nacional luego de estos logros, incluído el ser ídolo aun cuando nació del equipo más vituperado, el América, Cuauhémoc ha inventado su propia jugada, levantar el balón con los dos talones al mismo tiempo para burlar a un rival.

       En agosto 2009, ya enderezado el camino para el mundial de Sudáfrica, México jugaría contra Estados Unidos en el Estadio Azteca, el partido se ganó 2 a 1 y fue contra el gol más detestado de la zona, los estadounidenses; ese día, este periodista salió a las calles a tomar fotos, había mucha gente que portaba con orgullo la playera de la selección mexicana, la gente se veía contenta, no había duda, había ganado la selección, como en tiempos no se había mirado.

       Pero antes de tomar las imágenes les dije a las personas una cosa que corroboró una cosa, si había una figura de peso en la selección mexicana, ésa era Cuauhtémoc, les dije, Pueden hacer el festejo de Cuautémoc, y no hubo una sola persona que me haya dicho que no, lo más curioso es que varias de esas personas seguramente no eran americanistas, aspecto que era el menos importante, aunque el más revelador.

       Hoy esa imagen de todo un estadio que gritaba, Cuauhtémoc, es solo recuerdo, pero los mismos colores que enfrentó aquel 2008, los de Honduras, ahora los porta con el uniforme de su actual equipo de futbol, el Puebla.

       En 2009 realicé un trabajo fotográfico, el tema era otro, sin embargo, en las fotos de despedida, le pedí a quien fungió como mi modelo que hiciera el festejo de Cuauhtémoc; el asunto no era fácil pues dentro de su historia me platicó que se intentó suicidar hace poco y me mostró sus heridas de cuando se trató de cortar las venas, pero el festejo de Cuauhtémoc representó un símbolo de alegría, y lo hizo.

       Más tarde, dicho trabajo fotográfico con el, modelo, lo envié para participar en e Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, pero ésa es otra historia que seguramente en los próximos artículos les compartiré, finalmente, aquel día le pedí a ese, desconocido, que me tomara una foto con él, me dijo que vivía en Puebla donde tenía a sus hijos, pero ahora él estaba en un albergue para personas que viven en la calle, jamás lo volví a ver.

       Por otro lado, luego de las fotos que tomé después del partido México Estados Unidos, el velocista jamaicano, Usain Bolt, comenzó a hacer el festejo de Cuauhtémoc.

BOLT

       Hoy ya fuera de su gran equipo, el América, jugará este sábado de nuevo en donde fue su casa, el Estadio Azteca, que aunque con otros colores, regresará a los americanistas su presencia, esa que hoy existe como, el ídolo y que hace elemental compartirles esta historia, como la de la gente que fotografié o como, Edgar, a quien conocí a unas cuadras de la calle Brasil en el Centro Histórico, quien sobrevivió a varios balazos que le propinaron en Tepito y que dos semanas antes de que lo conociera se cortó las venas en Puebla.

LAS FOTOS

EN PATINES
CON CUATES
MUJERES
COMPA GRINGO
COMPA ITALIA
PERRO
EXTRANJEROS
CONTRALUZ
TAXI
CHAVOS
MIX
AME
PAYASOS
A LA CUAUH 1
A LA CUAUH
A LA CUAUH 2
EL MODELO Y EL FOTÓGRAFO

 

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s