DIEGO DE ERICE @DIEGODEOFICIAL, EL PIOJOSO @EXTRANOSENTREN

DP

EN OTRO LUGAR, LABUINCHU HATI.
.:

   DIEGO DE ERICE, EL PIOJOSO

:.

       Una historia de alcurnia y crimen se presenta en torno al conocido deporte blanco, el tenis, que sin ser el centro, sirve de enlace para darle razón de ser a la película, Extraños en un tren, misma que hoy es famosa más porque la dirigió el popular e inmortal Alfred Hitchcock en 1951.

EL PIOJOSO

       A este director de cine se le conoce solo por una cosa, suspenso, por lo que la muerte o un asesinato se harán presentes, y esta película en cuestión es, por un lado, un punto medio en la carrera fílmica de Hitchcock, misma que comenzó en 1922 con el film mudo llamado, Número 13, y concluye en 1976 con Trama macabra.

       Pero, lo importante aquí es la puesta en escena, Extraños en un tren, misma que actualmente se encuentra en cartelera donde la pueden ver en el teatro Wilberto Cantón, atrás del Teatro Insurgentes, donde los intérpretes principales son Héctor Suárez Gomís, quien actúa como Bruno, el asesino, y Plutarco Haza, que lleva el rol del tenista profesional que se encuentra a Bruno en un vagón del tren que va de Nueva York a Washington.

       Hay un dato, la historia original proviene de un libro, la primera novela de la escritora estadounidense Patricia Highsmith quien fue conocida como una de las mejores autoras de novela negra, esto es las historias de suspenso pero que provienen, en su caso particular, de una escritora homosexual, así, cuando el cineasta Hitchcock adapta al cine Extraños en un tren, fue censurada por su contenido en su momento.

       Bruno, quien propone el plan macabro al tenista en el vagón de tren, es gay, y de ahí proviene el hecho de que fue censurada.

       De esta manera, como continuación de nuestro especial sobre el actor Diego de Erice, destacamos su interpretación dentro de la obra teatral, Extraños en un tren, que en sintonía con su carrera actoral se involucra nuevamente en temas tabú como lo es la homosexualidad, aunque, en este papel no es precisamente el personaje, mas, la trama principal está invlucrada a tal grado que cuando se exhibió en salas, fue objeto de censura para Hitchcock.

        Sin ser pretencioso, para el espectador promedio, nos podemos dar una idea clara del tema abordado dentro de una trama de terror o concretamente, de suspenso, pero con el agregado de una dualidad interesante.

       En esta historia, planteada desde un punto conservador, el subversivo es Bruno, quien buscará matar a su padre y asesinará a la esposa del tenista quien buscaba divorciarse de su mujer porque se ha enamorado de la hija de un senador, así se demuestra la forma de vida en ascenso de los estadounidenses donde se utiliza como objetivo principal la búsqueda del estilo norteamericano y se mirará mal en este caso al homosexual que quiere deshacerse de su padre.

       Algo profundamente similar, sucede en otra película, Festen, del dogma 95, donde en la fiesta familiar lo que se busca durante la revuelta es terminar con el patriarcado que ha hecho su mandato fuente de dolor para los hijos debido a relaciones peligrosas o perjudiciales.

       Con este ejemplo, entendemos el High style estadounidense a través del deporte blanco, una actividad que viene de Wimbledon y es el sello distintivo de una clase aristócrata, por ello, un encendedor grabado con la imagen de dos raquetas, un partido de tenis, una feria y un divorcio serán los elementos que no se ven y que terminan por dirigir la atención hacia el presunto subersivo, por tal motivo es igualmente importante la trama de esta obra.

       Sin embargo, aquí solo analizamos la película, pues en nuestra próxima entrega daremos cuenta de la novela pues no olvidemos que el film y la obra de teatro es una adaptación del libro de Patricia Highsmith; por tal motivo, como parte final de esta entrega de nuestro especial sobre Diego de Erice, destacamos que en la película se vivirá un final trepidante con una escena de acción en una feria, realmente increíble para tiempo y con elementos muy básicos, pero bajo la batua de Hitchcock.

       Un carrusel se vuelve el lugar de los hechos, y nada más emblemático, pues, en ese juego mecánico de una feria es adonde van los niños, un policía es que de una bala perdida provoca la muerte del operador, pues Bruno y Haines se pelean, o dicho de otra manera, el subversivo y el glamour se enfrentan y un anciano trata de colarse por debajo para parar el carrusel que va muy rapido.

       Por su parte, al conocer más sobre Extraños en un tren, los otros intérpretes principales en la puesta en escena, de gran peso mediático en nuestro país, Hector Suárez hijo y Plutarco Haza, igualmente han estado involucrados en proyectos críticos para una visión abierta, por ejemplo, Suárez Gomís fue el protagonita de la serie, Diseñador ambos sexos en los noventa.

       Así, Diego de Erice, es el perfecto e inigualable ejemplo del momento que hoy se vive en nuestro país, y que se representa precisamente, en esta ocasión, a través del teatro, lo entendemos por medio del otro actor principal en a obra, Plutarco, quien en su inicial carreral actoral interpretó papeles que moralmente serían objeto de ser mal vistos, y que en aquel país de finales de la década de los noventa, representó a través de otra televisora, pero dentro de la misma televisión, novelas emblemáticas como, Mirada de mujer.

       En esa sintonía podemos decir más, pues Haza participó en otra telenovela, Todo por amor, ahora con temas tabú como prostitución y desintegración familiar, y más adelante en películas que hoy son un clásico de la crítica al sistema mexicano, como Un mundo maravilloso de Luis Estrada.

        Sin embargo es básico aclarar una cosa, y que proviene de una declaración del propio Diego de Erice, aún hay mucha censura en la televisión mexicana; la aparición de Suárez Gomís o de Plutarco Haza no es un una coincidencia, sino es la muestra de nuevos canales de apertura que se han abierto en la sociedad mexicana, la gente pensó que porque una nueva televisora abriera este tipo de espacios algo había mejorado, sin embargo, eso no es verdad, y la obra de teatro, Extraños en un tren, refuta precisamente esa creencia, pues de ser cierta, por qué regresan como en el Renacimiento a lo, clásico, en este caso hoy es el teatro es la punta de lanza para proyectos mediáticos de gran escala, y como ejemplo, son los dos actores mencionados y la propia participación de de Erice como actuación especial, esto, por un motivo, por su personaje Leo Ruizpalacios de la telenovela Qué pobres tan ricos y la clave, por su puesta en escena de Como quieras perro ámame.

       Lo de Ruizpalacios por interpetar a un homosexual, pero uno distinto al papel de Héctor Suárez en Diseñador ambos sexos, y lo de su obra teatral, por ser precismente desde el teatro donde la lleva a cabo, e irónicamente, sin que el autor de esta entrega haya visto la obra teatral de Extraños en un tren, pero sí la película de Hitchcock todo parece indicar que se le da un claro mayor peso al contenido de ser homosexual sobre justo la crítica a la clase aristócrata.

       Por ejemplo, el tenista, que en el libro en realidad es arquitecto, y la ruta de tren que era de Nueva York hacia Connecticut, o el divorcio por la hija de un senador o bien, tan solo el encendedor con la figura de dos raquetas, que sería usado por Bruno para inculpar al propio deportista por no cumplir su plan macabro de que matara a su padre.

       De esta manera la elegancia determina a lo subversivo, así como en su momento lo fue Diseñador ambos sexos, Mirada de mujer y ahora, el teatro dentro de la actuación; y por tal motivo nuestro título, pues al ser Diego un actor en ascenso, no uno consagrado, evidencia a lo cotidiano para actuar, por eso, es, el piojoso, aunque también sale en televisión y así entendemos una nueva forma de ver televisión, y culminamos, game, set and match.

.:.

Nota, en este enlace pueden ver la película completa de Alfred Hitchcock, Strangers on a train. 

http://www.iwannawatch.to/2011/04/strangers-on-a-train-1951/

Asimismo en este otro vínculo, hay un interesante análisis sobre este film, Strangers on a train, 

https://ferrusca.files.wordpress.com/2015/01/identity_politics_in_hitchcock_s_strangers_on_a_train.pdf

Y los trailers de la obra y la película, 

El deporte blanco, 

http://teniswhite.blogspot.mx

Y por último, el cartel de la película,

CARTEL

 

.:.

.:.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s